ZAMORA: UN VIAJE SALVAJEMENTE INTERESANTE

noviembre 25, 2016 The french cacao trip. 1

nota-2-cedric-01Esta semana, fui a visitar la organización APEOSAE en la provincia de Zamora, en el sur del pais, donde Hoja Verde se provee en cacao orgánico.

¡No me lo imaginaba tan lejos!

Salí de Quitumbe (el terminal de bus de Quito) el sabado a noche. Despues de quasi 12 horas de bus, con paradas en Cuenca y Loja, y paisajes tan distintos pasando kilometros, llegué por fin el domingo por la tarde a mi destino final: Yantzaza. Se ubica en la Amazonia. Dicho de otro manera: en esta zona, hace calor y el paisaje se divide entre selva, rio y montañas. ¡Eso cambia radicalmente de los nevados de Cayambe!

APEOSAE

nota-2-cedric-02En esta provincia de Zamora, Hoja Verde trabaja con una asociación de pequeños productores de la provincia: APEOSAE, la Federación de Pequeños Exportadores Agropecuarios Orgánicos del Sur de la Amazonia Ecuatoriana.

Nuevo proveedor de Hoja Verde, esta organización trabaja con más de 150 pequeños productores en toda la provincia. Son cultivos de café, cacao y plátano. La mayoría de las fincas son de multi cultivos (café con plátano o cacao con plátano o los tres).

Me recibieron en la oficina de la asociación ubicada en Panguintza, a 10 minutos en bus de Yantzaza donde me alojaba. ¡Es un pueblito escondido en los plátanos! Tuve la oportunidad entonces de conocer a lo largo de los dos días todo el equipo y entender cómo funciona una organización de pequeños productores.

Me propusieron acompañar al técnico de campo de APEOSAE en las fincas. Samael Castillo Rodríguez, Ingeniero Agrónomo graduado desde unos cuatro años, trabaja desde poco con APEOSAE. Sin embargo, conoce perfectamente la zona y los distintos productores, siendo antes funcionario del MAGAP en la zona, el Ministerio de la Agricultura.

El papel de Samael es muy interesante. Como técnico de campo, va de finca en finca a proponer sus consejos y conocimientos en todo lo relacionado a la planta, como cuidar las plantas, que tratamiento para las enfermedades, … y da un seguimiento al trabajo del productor. Es el “doctor agrícola”. De hecho, pasa la mayor parte de su tiempo en las fincas. Es el primer intermediario entre el productor y la asociación. “Soy el técnico, pero también el amigo de los productores” me dice Samael llegando a la primera finca de Jaime Ordoñez.

nota-2-cedric-05nota-2-cedric-03

Cultivar cacao en Zamora: el ejemplo del Sr. Ordoñez

Tuvimos mucho tiempo para conversar con Samael, dado que las fincas son un poco aisladas. Y llegando a la del Sr. Ordoñez, comprendí que iba dormir como un nene esta noche. Con un sol tenaz y 30 grados, nos tocó subir (o si quieren escalar) hasta las plantaciones de cacao del Sr. Ordoñez. 30 minutos de caminata para llegar arriba. Samael me contaba que unos productores de la zona tienen sus fincas a una hora y media caminando! Es interesante darse cuenta de la condición de los productores de la región. Además, me cuenta el ingeniero, la edad media de los productores está aumentando cada año. Los hijos se van a estudiar en la ciudad y por la mayoría, no quieren volver en el campo a cultivar café o cacao. Es un trabajo muy difícil físicamente y económicamente, y entonces no atrae a la nueva generación. Por ejemplo, me contaba el señor Ordoñez que él tiene 2 hijos y 4 hijas, y todos eligieron un camino distinto a lo de su padre. Entonces, con sus 65 años, cada día sube hasta su finca y cuida a sus plantas.

El señor Ordoñez tiene una finca en las alturas de Panguitza. Tiene una hectárea y media de cultivo de cacao de variedad “Nacional”. Tuve la oportunidad de conversar con el Señor Ordoñez y Samael de la plantación de cacao, de las enfermedades como la monilla, enfermedad muy importante en el país, particularmente en las zonas muy húmedas como Zamora. Me contaba que esto se debe a la particularidad del suelo en la provincia muy húmedo y muy acido, y esa enfermedad podía atacar al 80% de las mazorcas. Hable también mucho de las técnicas de cultivo orgánico. El Sr. Ordoñez nos compartió sus anécdotas de cuando guadaña a sus plantas y de cuando se cruza con culebras.

Cultivar de manera orgánica es muy importante por un productor como Jaime Ordoñez. Nunca usó productos químicos en su finca y nunca lo hará. Existen productos como el Biol, fertilizante y pesticidas 100% orgánico. También, varios productores hacen su propio abono orgánico.

Es muy difícil ser competitivo en el mercado del cacao con una pequeña finca y produciendo orgánico, como el Sr. Ordoñez. Resulta complicado competir con las grandes fincas de cacao de Esmeraldas o Manabí. Además, con una producción orgánica, las plantas requieren mucho más cuido y tiempo. Sin embargo, los productores de Zamora proponen un cacao orgánico de alta calidad. Es por eso que el cacao de Zamora es uno de los mejores cacaos del país.

La pos cosecha

nota-2-cedric-04Por la mayoría, los productores entregan justo después de la cosecha las almendras o grano de cacao en “baba” en la planta de APEOSAE. APEOSAE se encarga del proceso de pos cosecha: la fermentación. Hacen un proceso de fermentación que se dice tipo “escaleras” (ver foto abajo). Los granos pasan de cajón en cajón para seguir el proceso de fermentación.

Después de unos 6-7 días de fermentación, los granos se ponen a secar en las marquesinas hasta que lleguen a un porcentaje de humedad entre el 7 y 9%. A este momento, el cacao se puede vender a Hoja Verde que seguirá el proceso hasta nuestra rica barra de chocolate.

Esta visita a APEOSAE me permitió entender la realidad del sector cacaotero en Zamora. Conversando con los productores de las difíciles condiciones, de las enfermedades, del cultivo orgánico, pude entender todo lo que significa comer una barra de chocolate.

nota-2-cedric-06Hoja Verde hace un trabajo profundo con APEOSAE para tener una calidad de producto siempre mejor y para dar un precio justo al productor. En este sentido, junto con APEOSAE, estamos implementando la certificación Símbolo Pequeños Productores (SPP) que garantiza al productor de cacao un precio sustentable mínimo. A este precio se agrega un reconocimiento del cultivo orgánico y un incentivo del Símbolo Pequeños Productores. Esos componentes del precio pagado al productor permiten apoyar al agricultor en su trabajo del día día y asegurarle una vida digna para su familia. Como me dijo Samael durante una visita, “la agricultura es una fuente de vida”, y hay que apoyarla.

La próxima semana, les llevo en las fincas de cacao de Esmeraldas con la asociación UOPROCAE. Veremos si existen mucha diferencia en la manera de cultivar el cacao.