Bernardini: Los chocolates de Hoja Verde muestran el verdadero origen de su grano.

febrero 18, 2017 Noticias 0

El alemán Georg Bernardini, degustador y especialista chocolatero, viajó recientemente a Ecuador para visitar Hoja Verde. Durante una degustación de chocolates de  Hoja Verde en una hacienda en Puembo, localidad cercana a Quito, el especialista alemán, autor de un libro considerado por los especialistas como “la Biblia del chocolate”, también integró en la cata una selección de los chocolates de su marca, Georgia Ramon. Durante más de dos horas, los invitados disfrutaron de una amplia variedad de sabores de los que emanaba la historia y composición de cada uno de los chocolates. Y así, entre aromas y sabores, Bernardini, nos habló de sus comienzos, de su relación con el chocolate pero sobre de su opinión sobre Hoja Verde cuyo chocolate dijo “es realmente especial porque muestra el verdadero gusto y origen de su grano”. Un deleite para el paladar.

P- ¿Cuándo y cómo comenzó su relación con Hoja Verde?

R- Empecé a trabajar con Hoja Verde en 2012 tras la publicación de mi primer libro.  Me pidieron venir a Ecuador para cambiar la receta del chocolate y del chocolate bombón.  Desde entonces estamos en permanente contacto y hemos ido mejorado las recetas. Ahora tenemos un nuevo proyecto para hacer una producción del chocolate “bean to bar”,  directamente desde el grano. Por eso estoy aquí.

  1. ¿Cuántas recetas han creado?

R- Hemos hecho seguramente 50 recetas y entre ellas algunas de chocolate puro, en leche, negro en un 58%, 70%, 80 % y 100%. Sin embargo, el gran cambio es intentar hacer el chocolate únicamente con dos ingredientes: grano y azúcar.

P- ¿En qué se diferencia Hoja Verde de otros chocolates?

R- Los chocolates de Hoja Verde son realmente especiales porque muestran muy bien el verdadero gusto y origen del grano. El chocolate realizado con el grano de Esmeralda (provincia en la zona noroccidental del país) tiene un gusto específico y lo mismo ocurre, por ejemplo, con el grano de Los Ríos (provincia situada en el centro). En el momento en el que pruebas el chocolate se logra muy bien saborear su grano de origen.

P- ¿ En qué posición se encuentra Hoja Verde en el mercado nacional?

R-  En Ecuador hay chocolates que están mejor que otros y pienso que Hoja Verde está realmente entre los mejores.

P-  ¿Cómo terminó especializándose en el chocolate?

R- Fui pastelero, estudié tres años repostería y luego trabajé en París cinco años, pero en  nada relacionado con los chocolates. El chocolate y mi pasión por éste vino después. En 1992 vi posibilidades de crear una marca y lancé mi propia sociedad en Alemania. En 2010, cuando ya teníamos 120 personas trabajando para nosotros, vendí mi parte de la sociedad porque quería hacer algo nuevo. Empecé a escribir libros y desde el año pasado tengo también mi propia marca.

P- ¿De qué habla en sus libros?

R- Hablo sobre el mundo del chocolate, de los países de origen y cómo se hacen. De cómo en países como Alemania,  Estados Unidos y Japón es donde más chocolate se vende. También reflexiono sobre la salud, el cacao y, en general, sobre todo lo relacionado con el cacao y el chocolate. He probado 6.000 chocolates de 555 sociedades de 62 países. Mi idea era hacer un recorrido, un ranking, de los diferentes chocolates que existen.

P- ¿Cómo definiría el chocolate?

R- El chocolate es para el placer. El placer de comer algo que es bueno. Eso sí, tiene que ser un buen producto sin aromas artificiales y con poco azúcar.

P- ¿Qué opina del chocolate ecuatoriano?

R- Hay que diferenciar entre el grano ecuatoriano y el chocolate. El grano evidentemente es excepcional y único en el mundo. Su aroma es excelente,  diferente en cada región y, como en todos los países,  existe un chocolate de alta gama y otros que también son muy malos.

P- ¿Qué importancia tiene el chocolate ecuatoriano en el mercado internacional?

R- El cacao de Ecuador es muy famoso en el mundo, sobre todo en Alemania. La gente lo conoce muy bien y le gusta mucho. A los alemanes, por ejemplo, no les gusta mucho el chocolate afrutado y por eso prefieren el ecuatoriano porque es más suave y aromático en el sentido floral.

Por Marta Miera.